Por qué TAI


A raíz de la creciente demanda social de hoy, TAI se adapta y se reinventa cada día para ofrecer una justicia especializada, ágil y accesible para todos.

TAI como alternativa a la justicia ordinaria


Nace con la finalidad de dar una solución más ágil y económica que la justicia ordinaria. Actúa a todos los efectos jurídicos como la misma para resolver diversos conflictos de intereses relacionados con el contrato de arrendamiento de un inmueble, ya sea local o vivienda.

TAI como reactivador del mercado inmobiliario


Cada día son más los propietarios que gracias a TAI se han decidido a dar el salto y alquilar sus inmuebles, de los que hasta ahora no se obtenía ninguna rentabilidad, contribuyendo así a la reactivación de un mercado inmobiliario, cada día más enfocado al alquiler.

TAI como solución para los que no disponen de recursos


TAI acerca la administración de justicia a la realidad social y profesional de nuestro entorno, puesto que solucionar un conflicto derivado del incumplimiento de un contrato de alquiler mediante el TAI supone un importante ahorro de costes y de tiempo frente a la opción de la justicia ordinaria. Gracias al sistema de arbitraje, cuya sentencia (laudo) es de obligado cumplimiento, el propietario no tendrá que pagar abogados ni procuradores, así como tampoco tendrá que asumir las elevadas tasas por juicios que cada año suponen una cuantía mayor.

TAI como fórmula para proteger a los propietarios de los inquilinos morosos


Al igual que una pegatina de alarma de una compañía de seguridad ahuyenta a un ladrón, proteger el contrato de alquiler acogiéndose al sistema arbitral para la solución de conflictos mediante el Tribunal de Arbitraje Institucional, disuade a un mal inquilino de alquilar nuestro inmueble. De esta manera, si un posible inquilino tiene reparos en acogerse a este sistema, el cual no supone más obligación para él que cumplir el contrato del alquiler que está firmando, sabremos que ese inquilino no nos interesa.